A 60 años de la publicación
del diario de Ana Frank

El 25 de junio de 1947, dos años después del fin de la Segunda Guerra Mundial, salía a la luz la primera versión del diario de Ana Frank, aquella adolescente judía que sufrió una de las peores persecusiones que recuerda la humanidad: la de Hitler en contra de su raza.

El aniversario coincide con la unificación de los archivos sobre la vida y la obra de Ana Frank, parte de los cuales hasta el momento se encontraban en posesión de sus descendientes en la ciudad suiza de Basilea. Se trata de 1.500 documentos y 3.750 fotografías que han sido digitalizadas y estarán disponibles para los investigadores.

 

 

"Para alguien como yo es una sensación muy extraña escribir un diario. No sólo porque nunca he escrito, sino porque me da la impresión de que más tarde ni a mí ni a ninguna otra persona le interesarán las confidencias de una colegiala de trece años..."

"... Muchos de nuestros amigos judíos son poco a poco embarcados por la Gestapo, que no anda con contemplaciones; son transportados en furgones de ganado a Westerbork, al gran campo para judíos, en Dentre... Westerbork debe ser una pesadilla..." (9 de octubre de 1942)

"... El terror reina en la ciudad. Noche y día, transportes incesantes de esa pobre gente, provista tan sólo de una bolsa al hombro y de un poco de dinero. Estos últimos bienes les son quitados en el trayecto, según dicen. Se separa a las familias, agrupando a hombres, mujeres y niños... " (13 de enero de 1943)

 

Cuando Ana Frank cumplió 13 años, sus padres le regalaron un diario. Nunca se imaginó que pocas semanas después su vida cambiaría por completo. Durante más de dos años Ana escribió en aquel diario todos sus pensamientos, sentimientos y experiencias, hechos que años más tarde millones de personas en el mundo leerían... y continúan leyendo.

Imposible no sentir una especial emoción, algo así como tristeza, cuando se leen estas palabras... líneas que son parte de un diario que escribió una niña judía mientras a su alrededor se desataba una de las peores persecusiones que recuerda la humanidad: la de Hitler en contra de los judíos.

En julio de 1942 la familia se mudó a un escondite en un edificio de viviendas en Amsterdam, donde permanecieron ocultos durante dos años y donde la joven Ana escribió su famoso “Diario”, que la convirtió en símbolo de las víctimas inocentes de los horrores del nazismo.

Un episodio amargo, que para siempre formará parte de la historia. Y fue retratado a través de los ingenuos ojos de una niña que va entrando en la adolescencia, en medio de un mundo que se desmorona.

El 25 de junio se celebró el aniversario número 60 de la primera publicación del diario de aquella adolescente judía, aniversario que coincidió con la unificación de los archivos sobre la vida y la obra de Ana Frank, parte de los cuales hasta el momento se encontraba en posesión de sus descendientes en la ciudad suiza de Basilea.

Buddy Elías, un primo hermano de la autora del diario más leído de la historia, fue el encargado de traspasar formalmente en Amsterdam los archivos al director de la Fundación Ana Frank, Hans Westra.

Los archivos se encontraban hasta ahora en la residencia de Basilea donde vivieron en la década de los 30 varios miembros de la familia Frank, y donde ahora residen Elías y su esposa. Se trata de 1.500 documentos y 3.750 fotografías que han sido digitalizadas y estarán disponibles a los investigadores. Si se colocan en línea recta, los archivos alcanzan unos 12 metros. Ahora unificados se almacenarán en la casa-museo de Ana Frank.

La donación incluye la carta de 1945 de Otto Frank informando a su madre en Suiza que sus hijas Ana y Margot, y su esposa Edith habían muerto en campos de concentración nazi; la carta que su madre escribió respondiendo a los fragmentos de diarios que Otto le había enviado, y fotografías de la familia Frank en su nativa Franckfurt, Alemania, a finales de 1890.

La primera versión del diario de Ana Frank se publicó el 25 de junio de 1947, con una tirada de 1.500 ejemplares, por iniciativa del padre de la adolescente, Otto Frank, quien lo recuperó al regresar a Amsterdam luego de la guerra.

Otto Frank también escribió sobre el Holocausto

No obstante, no solamente Ana dejó registro de esta terrible historia. Su padre, Otto, también lo hizo, aunque hasta hace un tiempo era un hecho que se desconcía. Sucede que en el Instituto YIVO de Nueva York fueron descubiertas cartas que Otto escribió a familiares, amigos y funcionarios entre abril y diciembre de 1941. El 11 de diciembre de 1941, Alemania le declaró la guerra a Estados Unidos. De hecho, entre los documentos descubiertos también hay correspondencia con parientes norteamericanos.

El padre había intentado todo para poner en resguardo a sus dos hijas, a su esposa y a su suegra Rosa Hollander. Dado que el consulado estadounidense estaba cerrado en Holanda, ocupada por los nazis, Otto Frank evaluó distintos caminos de escape a través de España hacia Portugal, que era neutral. Además trató de conseguir visas hacia París y estudió las posibilidades de viajar hacia Estados Unidos y Cuba.

Y es justamente esta lucha desesperada la que se ve retratada página a página en las cartas. La correspondencia que demuestra esto pertenecía originalmente a un centro de Nueva York para inmigrantes judíos (Hebrew Immigrant Aid Society, HIAS) que entregó su material al instituto YIVO. Allí lo encontró una archivista hace un año y medio.

Al principio, el instituto mantuvo el hallazgo histórico en secreto hasta aclarar las delicadas cuestiones de derechos de autor. El contenido del archivador, unos 80 documentos, fueron dados a conocer el 14 de febrero de este año.

Ana Frank... testimonio de amor, símbolo de paz

Ana Frank nació en Frankfurt, Alemania, el 12 de junio de 1929, en el seno de una familia judía que se exilió en Amsterdam, Holanda, cuando en 1933 Adolfo Hitler asciende al poder y comienza a perseguir a los judíos. Aquella decisión de trasladarse la tomaron sus padres Edith y Otto Frank. Ana tenía tan sólo cuatro años y su hermana seis.

Durante siete años llevaron una vida despreocupada en la relativamente segura Holanda. Pero en 1939 estalla la Segunda Guerra Mundial, y en 1940 el Ejército Alemán invade Holanda. Las medidas antisemitas limitaban cada vez más sus vidas, hasta que finalmente Ana y su familia tuvieron que ocultarse en un apartamento ubicado detrás de las oficinas comerciales del padre de Ana (calle Prinsengracht), para así evitar los campos de concentración.

En ese lugar estuvieron más de dos años - entre 1942 y 1945 -, durante los cuales, a partir de los 13 años, escribe su diario, el que recibió como regalo al cumplir esa edad... "Espero poder confiártelo todo, como aún no he podido hacer con nadie, y espero que seas para mí un gran apoyo"... Ana Frank escribió su diario entre el el 12 de junio de 1942 y el 8 de agosto de 1944.

El 4 de agosto de 1944 Ana y su familia son delatados, arrestados y llevados al campo de concetración de Auschwitz en Polonia. Sin embargo, en el mes de octubre Ana y su hermana son deportadas al campo de concentración de Bergen - Belsen, Alemania, donde siete meses más tarde, en marzo de 1945, ambas mueren de tifus (dos semanas antes de que el lugar fuera liberado) sin saber que el sur de Holanda ya estaba libre.

Su padre fue el único que sobrevivió, y fue a él a quien se le entregó el manuscrito del diario de Ana, que había quedado en el escondite y que fue guardado por uno de los colaboradores de los Frank. En 1947 fue publicado el diario por primera vez, el que ya ha sido traducido a aldedor de 65 idiomas, y hoy constituye uno de los libros más leídos del mundo. Además, se convirtió en un símbolo de lucha en defensa de los derechos humanos, contribuyendo con su mensaje de paz.

La primera versión del diario de Ana Frank apareció después de que Otto "censurara" algunos pasajes en los que la adolescente se refería en términos poco amables a algunos de los escondidos en el habitáculo de Prinsengracht, entre ellos su propia madre.

Entre 1986 se publicó una edición crítica con el añadido de algunos de los pasajes suprimidos por Otto Frank y en 2001 el Instituto Holandés del Documentación de Guerra, propietario del manuscrito, publicó la edición definitiva. En 1955 se estrenó en Nueva York una versión teatral del "Diario de Ana Frank", original del estadounidense Alfred Hackett, texto que fue llevado al cine en 1959 con mucho éxito.

La última persona que vio a Ana viva fue Jannides Brilleslijper, enfermera de ella y su hermana Margot en el campo de concentración de Bergen Belsen, hasta donde había llegado en octubre de 1944. Ella murió en el año 2003 a la edad de 86 años, en Amsterdam. Otto murió en 1980 en Suiza.

 

"...Me da miedo el cavilar que aquellos que estaban tan próximos a mí se hallen ahora en manos de los verdugos más crueles del mundo. Por la única razón de que son judíos... Algún día volveremos a ser personas y no solamente judíos" (Ana Frank)

¿Quieres conocer más a Ana Frank?

 

 Envía esta página a un amigo

Fuentes: Redescolar - Página oficial La casa de Ana Frank - IBL News - El Universal - Vanguardia - ABC - El País - Reuters
Fotos: Página oficial La casa de Anna Frank
26/06/2007