Ratas huelen en "estéreo"

Según un grupo de científicos de la India, las ratas pueden asimilar las diferencias en la intensidad del olor y el momento en el que llega a cada fosa nasal - además del lugar de donde proviene - en un proceso similar al procesamiento estereofónico de los sonidos.

 

 

Para nadie es nuevo que las ratas son roedores muy inteligentes. Y recientemente se descubrió algo que lo confirma: las ratas pueden identificar olores utilizando un método muy similar al procesamiento de sonidos en estéreo.

Así lo demostró un grupo de científicos de la India, específicamente de la Universidad de Ciencias de la Agicultura en Bangalore, quienes encontraron que el 90% de las neuronas en el bulbo del olfato de las ratas - ubicado en el cerebro de estos animales - responde de manera diferente según de dónde provengan los olores.

Los expertos establecieron una similitud entre el sistema olfativo de las ratas y el oído estereofónico de los mamíferos, y fue ahí cuando se dieron cuenta que el 90 por ciento de las neuronas del centro de olfato del cerebro de los roedores responde de manera distinta frente a estímulos de la fosa nasal izquierda o derecha, distantes entre sí solo tres milímetros, una distancia que aparentemente sería demasiado pequeña como para percibir y procesar por separado los olores.

Los detalles del estudio fueron publicados en la última edición de la revista Science, donde se establece que las ratas identifican la fuente precisa de un olor tras olfatear solamente una o dos veces.

Sucede que las ratas cada vez que olfatean perciben una imagen rápida y completa del mundo del olfato, que incluye tanto la identidad del olor como el lugar de donde proviene en estéreo.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores utilizaron para su estudio a ratas de laboratorio. Éstas debían colocar sus narices en huecos ubicados dentro de sus jaulas para identificar los olores que provenían tanto de la izquierda como de la derecha. Si el olor provenía de la izquierda, y las ratas lamían un caño situado de ese lado, recibían agua como premio. Lo mismo pasaba si el olor se originaba en la derecha.

Las ratas pudieron determinar de manera precisa en que dirección venían los olores en un espacio de tiempo de tan solo ¡50 milésimas de segundo!, lo que les permite continuar en la dirección más conveniente.

Los investigadores dijeron que un sentido del olfato con "capacidad estéreo", le otorga a las ratas una ventaja evolutiva, ya que permite que localicen comida y a sus depredadores de manera más rápida y precisa.

Un detalle del estudio es que los investigadores emplearon olores agradables para sus pruebas: plátanos, agua de rosas y eucalipto. Y un dato: aunque los seres humanos tienen la capacidad de determinar la dirección de los olores circundantes necesitan para ello el triple del tiempo que los roedores.

Ratas viajeras

Las ratas comunes provienen de la rata noruega. Se extendieron por el mundo "viajando" en los barcos de carga de las rutas comerciales, y en los barcos militares. Se han mantenido en cautiverio desde el siglo XVII.

Se han utilizado en prácticas de rat - bating, es decir, en brutales peleas con perros terrier; como mascotas y en investigación, generalmente en laboratorios farmacológicos. La rata más utilizada en los laboratorios científicos es la Rattus Norvegicus Albina.

Los ojos rojos de las ratas

- Los ojos de las ratas NO se llenan de sangre cuando éstas se enojan.

- Sucede que, como todos los animales, las ratas poseen un tercer párpado con una glándula llamada glándula de Harder.

En estos animales dicha glándula produce una secreción rojiza que lubrica al ojo.

- En circunstancias estresantes las ratas secretan más líquido rojizo y eso la gente lo ha interpretado como sangre.

Son animalitos muy inteligentes y, por lo mismo, pueden ser entrenadas. Además, utilizan sus patas con muchísima destreza. Son pacíficas, curiosas y muy sensible a los sonidos armoniosos, por lo que le encanta la música.

Las ratas de campo son bastante diferentes a las que encontramos en la ciudad. Son más sociables, y excavan sus madrigueras. Además, la gente de campo no les tiene tanto miedo como en la ciudad. De hecho, en muchísimas comunidades se alimentan de ellas hace cientos de años.

Las ratas que se mantienen en condiciones de limpieza adecuadas no tienen por qué tener enfermedades, ni contagiar a nadie. Como mascotas son cariñosas, y son muy buenas madres y padres. Las ratas que se usan como mascota por lo general provienen de las de investigación.

Las ratas adultas poseen un cuerpo robusto que mide entre 18 y 25 centímetros de longitud, y pueden llegar a pesar entre 250 y 600 gramos. Tienen orejas pequeñas y redondeadas. Sus ojos son de tamaño pequeño en relación al resto de la cabeza. Sus patas poseen callos lisos y membranas interdigitales. La cola es gruesa y peluda, y mide entre 15 a 21 cm. Son de hábito nocturno y transitan con extrema cautela siendo muy difícil visualizar sus actividades.

Su color varía de rojizo a marrón grisáceo, pero la conocida como mascota es la Albina, es decir, tiene ausencia de melatonina en su organismo. Las ratas tienen ciclos reproductivos muy cortos que duran de tres a cuatro días, es decir, una rata estará en celo cada ¡cuatro días!.

Poseen un vida media de dos años siendo sexualmente maduras entre los 60 y 90 días de nacidas. La gestación de la hembra dura entre 22 y 24 días con 8 a 12 nidadas por año. Cada nidada posee entre 8 y 12 individuos, con una supervivencia de 12 a 20 individuos por hembra al año.

En general, las ratas son omnívoras, pero si la tienes como mascota siempre será mejor alimentarlas con pellets recomendados en las tiendas especializadas de mascotas.

No es necesario bañarlas puesto que se "autolimpian" muy bien, igual que los gatos.

 

 

Fuentes: BBC Mundo - CPN Radio - Canal RCN -
Prensa Latina
- Milenio - Vanguardia
- Animales.cl
Fotos:Familia.cl
15/02/2006